¿Ejercicio aeróbico en ayunas para perder grasa?

¿Es beneficioso el entrenamiento aeróbico en ayunas o es indiferente hacerlo tras haber comido?

Esta es una creencia que se extiende por la mayoría de población, el creer que por hacer ejercicio en ayunas van a perder mas grasa.

Se supone, teoricamente, que al encontranos en ayunas los niveles de insulina se encuentran mas bajos y los depósitos de glucogeno hepático también, así que deberíamos de tener mayor facilidad para usar la grasa como fuente de energia.

Pero no es todo tan sencillo como parece, tenemos que tener en cuenta la flexibilidad metabolica de cada persona.

¿Que es la flexibilidad metabólica?

La flexibilidad metabolica puede describirse como la capacidad que tiene cada persona para usar indistintamente como sustrato energético glucosa o acidos grasos. Aquellas personas cuyo flexibilidad metabólica es alta tienen mayor facilidad para cambiar de sustrato energético según el contexto o la situación en la que se encuentren.

Las personas sedentarias o desentrenadas tienen una baja flexibilidad metabólica por lo que les resultara mas difícil recurrir al uso de las grasa como fuente de energia y usaran en mayor medida los hidratos de carbono.

La flexibilidad metabólica se puede mejorar con el entrenamiento, cuanto mas tiempo lleves entrenando y mas experiencia tengas mayor sera tu flexibilidad metabólica.

En personas entrenadas tampoco existe beneficio ya que en el cuerpo tiene mecanismos compensatorios que harán que las siguientes 24 horas se reduzca la oxidación de grasas haciendo que el computo total sea el mismo.

Aun asi, la grasa que se usa primero es la grasa intramuscular, no la subcutanea que es la que nos interesa reducir. Y tampoco se va a usar la grasa de la zona donde queremos eliminarla. Ya sabéis que eliminar grasa localizada no es posible.

En personas entrenadas con un porcentaje muy bajo de grasa (hombres < 12% y mujeres < del 18%) puede tener algún beneficio para reducir el porcentaje graso, ya que con ese porcentaje tan bajo la grasa que suele quedar es la grasa «terca» la que cuesta mucho eliminar ya que posee mayor número de receptores alfa que son más difíciles de estimular para que se produzca la lipolisis. En este caso el entrenamiento en ayunas podría ayudar.

La mejor forma de hacerlo sería hacer primero un entrenamiento tipo HIIT y después un entrenamiento aeróbico de baja intensidad para «quemar» esa grasa.

En resumen si te gusta hacer ejercicio en ayunas hazlo, pero ten en cuenta que no vas a tener ningún beneficio adicional a la hora de perder grasa.

Espero que este post te haya servido, si tienes alguna duda puedes dejar tu comentario abajo y te responderé lo entes posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: